El Electorado es el responsable a la respuesta al COVID-19

Las advertencias de los presidentes estadounidenses George W. Bush (2005), Barack Obama (2014)  y del informático y filántropo Bill Gates (2015) sobre los riesgos de una pandemia  son la  evidencia más reciente de que el sistema actual de gobierno no está funcionando.

A simple vista se pudiera concluir que el problema es la inacción del Congreso de los Estados Unidos y del actual presidente. Aunque es cierto, yo responsabilizó principalmente al electorado “porque estos políticos no llegaron solo.” [1]

Los sistemas electorales, aunque son muy susceptibles al fraude, esta vulnerabilidad no ha sido un factor decisivo en la mayoría de las elecciones en los países “democráticos.” Además, el electorado ha tenido acceso a la información precisa para tomar una decisión informada. Por ejemplo, el desempeño del  presidente Donald Trump y del gobierno del “renunciante” ex-gobernador de Puerto Rico, Pedro Roselló Nevares,  ha sido y fue el que se esperaba antes de las elecciones del 2016.

El problema de fondo es que la mayoría de los electores se enfocan en los resultados a corto-plazo a expensas del bienestar de las futuras generaciones y con el agravante que saben que muchas de las promesas son falsas.  Ese comportamiento inmoral de la mayoría del electorado es una de las razones por la cual muchos problemas de la humanidad no hayan sido resueltos. Algunos de esto problemas son  la corrupción, desigualdad, la pobreza, contaminación ambiental, la injusticia,  la comercialización del sistema de salud, el colonialismo en Puerto Rico, entre otros.

Por eso abogo en cambiar las reglas de votación para tener un nuevo modelo de gobierno que represente proporcionalmente la demografía, geografía y diversidad del pensamiento de los pueblos. En la actualidad no hay una representación proporcionar de las mujeres, ni de la juventud, ni de las minorías políticas, ni los oficios, ni profesiones ni tampoco de las diversidades de los pueblos.

He propuesto en el pasado y reitero mi propuesta en la eliminación de las posiciones de presidente,  gobernadores, alcaldes y presidentes de legislatura. “En administración pública existe el diseño del gobierno de líder fuerte, que es cuando el alcalde, gobernador o presidente es el Principal Oficial Ejecutivo (CEO, por sus siglas en inglés) y ejerce autoridad directa en la estructura administrativa. El problema de este diseño es que es muy susceptible a la corrupción. La historia ha demostrado que una figura fuerte puede llevar al abismo el destino de una generación. Yo propongo un modelo donde un consejo de funcionarios electos democráticamente y en representación proporcionar de la demografía y pensamiento político puedan contratar un profesional o grupo de profesionales en asuntos públicos”.[2]

También propongo que las elecciones de los representantes legislativos sea en un proceso aleatorio (al azar), parecido a la forma que se eligen a los miembros de un jurado.   Si se hace en un proceso aleatorio aumentará la probabilidad que el cuerpo legislativo sea verdaderamente representativo del pueblo. Este nuevo cuerpo representativo será responsable de legislar, supervisar al ejecutivo, y confirmar las  contrataciones del grupo de profesionales y expertos en administración pública, salud pública, sistema de justicia, desarrollo económico,  entre otros. En esta propuesta no hay eventos electorales que ponga en riesgo la salud del pueblo en caso de pandemia. Lo más importante será un diseño sólido de la integridad y  seguridad del Registro Electoral y la fórmula representativa. La tecnología disponible puede hacer estos procesos más eficientes y transparente.

Para lograr cambios en los fundamentos del diseño gubernamental el electorado tiene que votar por  hombres y mujeres decentes que propongan cambios constitucionales.  En Puerto Rico, el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) históricamente a propuesto una asamblea constituyente para descolonizar a Puerto Rico y crear un nuevo país. En los Estados Unidos el pre-candidato presidencial que ha propuestos cambios constitucionales no logró el apoyo de la mayoría de los electores.  El dilema es como resolver el problema de fondo, cuando el que tiene el poder de resolver el problema es el problema.

Los videos a continuación es evidencia abrumadora de que la pandemia era muy probable, pero la clase política no actuó porque ellos saben que la mayoría de los electores están enfocados a resultados a corto-plazo y se “creen” las promesas falsas.

Video 1: President George W. Bush. (2005). Urged Us to Prepared for Future Pandemics in 2005. Now this.

Video 2: President Barack Obama. (2015). Obama Warned The U.S. To Prepare For A Pandemic Back in 2014.  Now This.

Video 3: Bill Gates. (2015).  The next outbreak? We’re not ready. TED.


Referencias:

Ballot box and viruses from Thibault Renard @123R

[1] Citando a mis compañeros del PIP.

[2] Pizarro Rodríguez, Jesús M. (Nov, 2019). Mis Reflexiones de 10 años en la lucha contra el hambre y la pobreza. 

Pizarro Rodríguez, Jesús M. (Julio, 2019). La Revolución del Verano del 2019 no debería terminar sin sacar de raíz el problema de fondo.

Read the version in English

Author: pizarrojesus

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Regístrate a mi Webinar y Revoluciona tus Finanzas PersonalesEl Mejor Webinar sobre Bitcoin del 2018

Y tú tienes que estar presente. No te lo puedes perder.