El valor: Análisis del Referéndum de Escocia desde la óptica de un independista puertorriqueño

Los independentistas de Puerto Rico hemos estado siguiendo los eventos del proceso de independencia en Escocia detenidamente porque es una fuente de aprendizaje e inspiración. El análisis de los resultados tiene lecciones aprendidas muy importantes que se deben reflexionar.

El resultado del referéndum del 18 de septiembre de 2014 fue 1,617,989 votos (44.7%) a favor del SI a la independencia y 2,001,926 (55.3%) contesto NO. Una diferencia de 383,937 votos. El registro  electoral incluye más de 500,000 ingleses que viven en Escocia y excluye más de 750,000 escoceses que no viven en Escocia.  Según algunas encuestas la tendencia del voto de los ingleses y otros extranjeros  fue abrumadoramente en contra de la independencia. Por tanto se puede augurar que si se excluyen estos electores que no son nacionales de Escocia, la independencia hubiese ganado con un 52% de los votos de los nacionales de Escocia.  Por tanto coincido con algunos analistas en decir que los electores no nacionales de Escocia bloquearon el proceso de independencia.[1]  

En una elección para elegir a los administradores públicos de turno es correcto que voten todos los ciudadanos de ese país aunque no sean nacionales porque, al fin al cabo, pagan contribuciones para financiar los servicios públicos. Un proceso de independencia es diferente, trata de la existencia de la nación misma, y por tanto la composición del registro electoral debe ser los nacionales de ese país. Aunque el término nacionales no tiene una definición en consenso, al menos es claro que los ingleses no son nacionales de Escocia y debieron ser excluidos del registro electoral. En el caso de Puerto Rico, en una elección similar, el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), el Partido Nuevo Progresista (PNP) y Partido Popular Democrático (PPD)  han acordado que  deberían votar los nacidos en Puerto Rico aunque vivan fuera de Puerto Rico[2]. En donde todavía no hay un consenso es en los hijos de puertorriqueños no nacidos en Puerto Rico. En mi opinión, se deberían establecer criterios, en consenso, para que los no nacidos en Puerto Rico pero que culturalmente son puertorriqueños puedan votar. 

Por tal razón, la primera lección aprendida de este proceso es que la composición del Registro Electoral  es una regla determinante en los resultados de las elecciones.

En las últimas semanas  vimos a la prensa internacional bombardear a Escocia con una campaña de miedo más espeluznante que las vemos en Puerto Rico.  Alan Greenspan, ex presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos; Robert Bruce Zellick, expresidente del Banco Mundial; la publicación The Economist; el empresario Richard Branson; entre otros, se expresaron en contra de la independencia y pronosticaron un escenario de inseguridad económica para todo el Reino Unido con consecuencias mundiales .  Algunos bancos amenazaron con desbancar o limitar los servicios a Escocia si el electorado votaba que sí[3]. Llegaron al  argumento absurdo de sugerir que los escoces perderían sus pensiones y se quedarían sin moneda para realizar transacciones económicas. Incluso el Presidente de los EEUU, Barak Obama, publicó un tweet en contra de la independencia. Por otro lado, el primer ministro David Cameron y los presidentes de los principales partidos del Reino Unido hicieron promesas de mayor autonomía para Escocia a cambio de un voto en contra de la independencia. Sin lugar a duda el votante indeciso y de menos convicciones tomó miedo.

Por tal razón la segunda lección aprendida y la más importante es que hay que cultivar el valor como se cultivan todas las virtudes.

Nosotros, los independentistas puertorriqueños, aprendimos esta lección de Pedro Albizu Campos (1891-1965) cuando nos decía: “El valor más permanente en el hombre es el valor. El valor es la suprema virtud del hombre y se cultiva como se cultiva toda virtud y se puede perder como se pierde toda virtud. El valor en el individuo es un supremo bien. De nada vale al hombre estar lleno de sabiduría y de vitalidad física si le falta el valor. De nada vale un pueblo estar lleno de vitalidad, y de sabiduría si le falta el valor. Porque el valor es lo único que permite la transmutación del hombre para fines superiores. El valor es lo que permite al hombre pasearse firme y serenamente sobre las sombras de la muerte y cuando el hombre pasa serena y tranquilamente sobre las sombras de la muerte, entonces es que el hombre entra en la inmortalidad.  […] Para entrar en la inmortalidad hay una sola entrada: la puerta del valor que conduce al sacrificio por una suprema causa. Hay que sacrificarse por la independencia de la patria.”

Ese valor que Albizu Campos explica es la virtud que admiramos de luchas de independencia de los países de nuestra América y el Caribe así como del resto del mundo. Algunas personalidades que han demostrado este valor son Mahatma Gandhi en la independencia de India,  Martin Luther King a favor de los derechos civiles en los EEUU, Nelson Mandela en Sudáfrica a favor de la igualdad,  el valor de Cesar Chaves y Dolores Huerta en el movimiento “Sí, se Puede” a favor de los trabajadores agrícolas en los EEUU, entre otros movimientos revolucionarios.

Por tanto, hay que cultivar el valor en el espíritu de los principios de justicia social a través  de la educación del desarrollo económico y social como proceso de liberación[4]. Este desarrollo es en armonía a la cultura y protegiendo los ecosistemas en paz, igualdad y respeto hacia los derechos humanos. De hecho, las propuestas de independencia en Puerto Rico y en Escocia  se tratan de la sustentabilidad de la generación actual y garantizar un ecosistema a las miles de generaciones que están por venir.

El proceso de independencia en Escocia, Cataluña y Puerto Rico ya comenzó. Esto es cuestión de tiempo y de cultivar el valor colectivo para la consecución de la independencia.

 A la lucha y a la victoria!


[1] MailOnline.com (September 22, 2014). Reveled: The 500,000 English living in Scotland who are set to BLOCK independence (which makes up for all the expat Scots who don’t have a vote. Retrieve on September 20, 2014 from  http://www.dailymail.co.uk/news/article-2753400/Revealed-How-half-million-English-voters-living-Scotland-set-block-independence.html

[2] Delgado, José A. (27 de abril de 2009). ¿Si hay referéndum federal, quien debe votar? El Nuevo Dia. Visto el 21 de septiembre de 2014 en http://www.elnuevodia.com/XStatic/endi/template/content.aspx?se=blog&su=&id=561974&te=blog&strEdition=0

[4] Recomiendo el libro Development as Freedom (1999) de  Armartya Sen, premio Nobel de Economía de 1998, en donde explica extraordinariamente como el desarrollo económico y social debe ser un proceso de liberación.

Author: pizarrojesus

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *