Alan Greenspan tenía el deber de contar su historia
Jun05

Alan Greenspan tenía el deber de contar su historia

Como recordarán Alan Greenspan fue el presidente (Chair) de la Reserva Federal de los EEUU (FED, por sus siglas en inglés) por casi 20 años (Agosto 1987 a Enero 2006). Se dice que el Chair del FED es la posición más importante después de la del Presidente de los Estados Unidos. Por ejemplo, recientemente la revista Forbes[i] colocó a Janet Yellen, actual presidenta del FED,  como la mujer más poderosa del mundo, detrás de Angela Merkel, Canciller de Alemania. No es para menos, el Estado de Situación (Balance Sheet, en inglés) de la Reserva Federal es de unos 4.3 trillones[ii] de dólares en activos  y su función principal es gobernar la política monetaria, que consta del monopolio del suministro del dólar, manejar la tasa de interés de ese suministro y juega un papel importante en establecer la reservas requerida (liquidity ratio) de los bancos.

Alan Greenspan renunció a su posición en la antesala de la Gran Recesión del 2008. Muchos analistas financieros, económicos y políticos han responsabilizado a Greenspan de la crisis económica del 2008 por haber fomentado una política monetaria de no regulación.  Por tal razón resultaba imperativo que Greenspan contara su versión de la historia y lo hace con su libro: Alan Greenspan, The Map and the Territory[iii]. Para quienes nos interesan las finanzas públicas el libro resulta una lectura obligada porque los EEUU ha sido la mayor económica del mundo desde 1872 y el dólar estadounidense ha sido la moneda de referencia desde los acuerdos de Bretton Woods (1944).  Lo siguiente son mis notas y opiniones sobre tres temas que habla Greenspan en su libro; 1) el papel de los reguladores, 2) la burbuja de los precios de las viviendas, 3) lo difícil de las proyecciones financieras o forecasting y el “espíritu animal”.

Read More
Regístrate a mi Webinar y Revoluciona tus Finanzas PersonalesEl Mejor Webinar sobre Bitcoin del 2018

Y tú tienes que estar presente. No te lo puedes perder.